(Cinema des del galliner és un programa del grup Panorames de cinema)

dimecres, 15 de febrer de 2012

¿ACTORES O CANTANTES?
MEJOR LAS DOS COSAS...

¡Hola, camaradas!

El presente articulo me lo ha inspirado la tristemente difunta Whitney Houston, de quien aprovecho para hacer un comentario acerca de su vida y su muerte. Quiero mandar un mensaje a todos los abrazafarolas, chupatintas, mascachicles y tontos del culo, que durante estos dos últimos años han estado insultando y abucheando a Whitney, llamándola drogadicta y otras cosas, haciendo leña del árbol caído... ¡Qué fácil que es eso! Y ahora, después de su muerte, los mismos que la vilipendiaban van diciendo por todas partes que si era la voz del soul, que si ha muerto una de las grandes y demás. ¿Pues, sabéis que os digo a todos los que habéis acabado de hundir a la cantante? ¡Que os den! No os merecéis volver a escuchar una de sus canciones: ¡Pasad a escuchar a Georgie Dann o al Pitbull ése! Porque no sé si sabéis que ella ha sido la única cantante que ha estado 20 semanas consecutivas en el número uno en las listas americanas, concretamente por su tema de El Guardaespaldas, y eso es algo que no logró ni Michael Jackson. Siguiendo la misma idea, me parece penoso el homenaje de mierda que le han dado en los premios Grammy... ¡Pero, claro, es normal! ¡Ella ya no hacía millones como antes y, por tanto, ya no interesa a la industria discográfica!


¡Adiós, pequeña! Siempre nos quedará tu música y tu voz y esa cara angelical llena de magia. Y esa sonrisa que llenaba de sueños a tantas personas. ¡Adiós! Para mí siempre has sido, ante todo, una voz perfecta...

¿Y por qué digo que Whitney Houston me ha inspirado este articulo? Porque he pensado en todos esos cantantes que se pasan a la interpretación, cosa que, curiosamente, era mucho más común hace años que ahora. Pues hablemos un poco de ellos: ¿Lo hacen bien o mal? ¿Es positiva su decisión de cambiar de registro? ¡Vamos allá!

Como siempre, me diréis que me quejo por todo, aunque ya veréis que hoy no es así. Para empezar, pongo un ejemplo que es, para mi gusto, de lo mejorcito y que, al menos, sorprende mucho por sus interpretaciones. Estoy hablando de Sting, que tiene registros muy buenos, como cuando hizo de malo en Dune, de David Lynch, donde realmente transmite la esencia del personaje: Un personaje antipático, violento y realmente malvado. También está muy bien en una película muy poco conocida, pero muy interesante y que os recomiendo: La prometida, de Franc Roddam, con Jennifer Beals (Flashdance):


Se trata de una versión espléndida del Doctor Frankenstein, pero con la diferencia que no se fabrica un monstruo, sino una mujer perfecta, de la que, por supuesto, el doctor se enamora; en definitiva, una adaptación magnífica. O en Lunes tormentoso, el film de Mike Figgis, un director que, según yo creo, siempre sabe lo que se hace...

Pasemos a uno de los grandes: David Bowie, que está soberbio en El ansia, de Tony Scott, una película de vampiros poco común. También aparece, ¡cómo no!, en Dentro del laberinto, de Jim Henson, un film bien creíble (¡y sin ordenadores!), donde Bowie interpreta a un malvado brujo que rapta a un niño, la hermana del cual pretende rescatarlo, encontrando mil impedimentos y contando con la ayuda de pintorescos personajes. ¡Qué gran aventura y qué bien contada, muy recomendable para ver con vuestros hijos! También estuvo magnífico, como el resto de los actores, en La última tentación de Cristo, de Martin Scorsese, aunque no sea, para mi gusto, de las mejores del director de Casino. ¡Y qué decir de su papel en esa impactante película que es Merry Christmas, Mr. Lawrence! Baste con ver la escena del beso:

...

En definitiva, creo que David Bowie es el más destacable de los cantantes-actores.

Podemos hablar también de Madonna, aunque no querría perder mucho tiempo con ella, porque ha estado muy flojita en todas sus películas, excepto quizás en Buscando a Susan desesperadamente, de Susan Seidelman, dónde está bien porque no interpreta, sino que hace de sí misma.


En cambio, no logra transmitir nada en Evita, de Alan Parker, en la que se dedica a gesticular banalmente; y es que, para mi gusto, no pega ni con cola haciendo de Eva Perón, en una película fallida y con muy mala crítica. También estuvo nefasta en Shanghai surprise, pero es que toda la película es horrenda, aunque aparezca Sean Penn. Reconozco que vuelve a estar medio bien en Ellas dan el golpe, una tontería de película sobre unas mujeres que juegan a béisbol, en que ella vuelve a hacer de sí misma... ¿Y qué decir de Who's that girl? ¡Bueno, ya está bien! Pasemos a algo mas interesante...

Y es que ahora toca hablar del poeta, el maestro Bob Dylan, sólo para mencionar su gran aparición en Pat Garrett y Billy the Kid, de Sam Peckinpah:


¡Para qué decir mas! Una obra maestra rotunda del director de Perros de paja (¡La original, eh!) Todo un personaje, en la vida y en el cine, el amigo Bob.

Habiendo comenzado con ella, es obligado referirse a Whitney Houston, que nos enamoró a todos en El Guardaespaldas, de todas maneras una historia un poco ñoña, siempre bajo mi punto de vista, pero entretenida. Ésa fue su primera interpretación, y me sorprendió por su profesionalidad, tanto que parecía que había hecho cine toda su vida, con esa naturalidad y esa sonrisa cautivadora que la caracterizaban. En algunos momentos, estuvo por encima de Kevin Costner y se impuso como verdadera estrella de la película. ¡Bien hecho, Señora Houston, eso nadie te lo podrá quitar! Aunque algunos te intenten recordar por otras cosas, yo nunca lo haré, sino que le hablaré a mi hijo de tu voz, de tus películas, y sobre todo de tu música, porque te tenemos que estar agradecidos por lo que nos has dejado.

Volvamos ahora a la pregunta: ¿Es positivo o negativo, que los cantantes se pasen a la actuación? Para mí es totalmente positivo -siempre que no hablemos de Joselito o del Dúo dinámico-, porque un artista tiene que estar siempre reinventándose. En general, las aportaciones al cine no han sido malas, ya que un artista no deja de ser un actor en potencia -sino que se lo digan a Freddie Mercury-, y en el caso de los cantantes mas aún, porque el cine sin la música no es nada, son dos hermanos que van de la mano.

Como digo, todos ellos –y muchos otros que me he dejado en el tintero- han aportado cosas muy interesantes al cine, porque saben muy bien en qué mundo se mueven: Ruedan documentales, videoclips y anuncios, y saben cómo funciona la industria y eso les ayuda a ser mas profesionales en la interpretación. Además, que pueden hacer lo que les dé la gana, pero si lo hacen así de bien, se nota que ellos también lloran Lágrimas de celuloide.


NOTA: AHORA QUE HE ACABADO ME DOY CUENTA QUE HE SIDO MUY TONTO. PODIA HABER EXPLICADO TODO LO QUE HE DICHO EN ESTE ARTÍCULO ÚNICAMENTE CON ESTA ESCENA DE LOS BLUES BROTHERS:


Y OTRA COSA CHICOS: ¡LO DE JAMES BROWN, SIN PALABRAS! OS DEJO ESTA PERLA DEL MITICO CANTANTE DEL TEMA SEX MACHINE EN OTRA SAGA MITICA DEL CINE QUE EJEMPLICA LA INCREÍBLE SIMBIOSIS DE LA MUSICA Y EL CINE:


¡GRANDE, JAMES BROWN! ¿NO OS PARECE? SIN DUDA, NECESITAMOS DE ESTOS ARTISTAS...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada