(Cinema des del galliner és un programa del grup Panorames de cinema)

diumenge, 11 de març de 2012

VISITAMOS EL RODAJE DE EL CUERPO
EN EL PARC AUDIOVISUAL DE CATALUNYA.

8 de marzo de 2012.

Invitados por los responsables de producción, una nutrida representación de diferentes medios de comunicación nos presentamos en el recinto del Parc Audiovisual. Entramos en el plató número tres y nos topamos con los primeros indicios de aquello que podemos encontrar en el interior del amplio edificio; varios maniquíes femeninos tendidos en camillas sobre lo que parecen bolsas de cadáveres. La imagen resulta inquietante.

Ya en el interior del decorado propiamente dicho el grupo de reporteros y redactores accedemos al enorme recinto donde se han reproducido los interiores de una morgue. Se está rodando una escena y se pide silencio. En una oscuridad casi total vislumbramos a la luz de un monitor al guionista y director de la película, Oriol paulo, que observa con atención la escena. Trato sin éxito de echar un vistazo a la escena, en vano, la pantalla es muy pequeña y somos demasiados tratando de hacer lo mismo.

Suena el típico (y mítico) “!corten!”. Amablemente nos invitan a dejar el plató para que puedan seguir trabajando con la promesa de que podremos regresar más tarde para verlo plenamente iluminado y con detalle.

Empezamos entonces con la primera de las entrevistas que se nos han concertado con los protagonistas del filme. No puede haber mejor comienzo que la cordial bienvenida que nos da un muy amable José Coronado. Ataviado con un traje que le hace parecer un profesor universitario y un peinado a juego el recientemente galardonado actor nos desgrana detalles del rodaje y de su personaje, si bien advierte que no puede desvelar mucho del argumento que, asegura, está lleno de giros y es muy inteligente, con tres personajes principales “al límite, de pasado difícil”. Coronado interpreta a un policía “cínico”, “inteligente” pero “muerto en vida”.

Ante la pregunta de cómo se tomaba volver a trabajar después de ser galardonado con el Goya el actor aseguró que le hacía feliz, es más, que le servía para desconectar de la vorágine de los premios. Afirmó igualmente que no reniega de su pasado de galán pues le abrió las primeras puertas, si bien con el tiempo fue capaz de interpretar otros papeles. El punto de inflexión, opina, fue una obra de teatro relacionada con la pandemia del sida en la que intervino por la época en la que trabajaba en la teleserie Periodistas (donde, por cierto, trabajó con Belén Rueda) la que le hizo ser visto como alguien capaz de otros registros.

De sus compañeros de reparto destaca la buena química existente. De Trabajar con directores noveles, como es el caso, dice rotundo: “Me encanta, se juegan la vida”. Respecto a Oriol Paulo alaba la ingente cantidad de datos, la complejidad del guión.

Preguntado por otros temas no tan cinematográficos, el actor indicó que no había visto la teleserie Mi gitana, dónde era representado por otro actor, pero que le habían comentado que “me dejan como un capullo”. No tiene nada contra este tipo de biopics si son demandados por el público, mas él no los sigue. También alabó la campaña en la que su hijo y él mismo han colaborado de la ONG Ayuda en acción, pues le hace sentir orgulloso de aportar algo a la sociedad.

Respecto a sus futuros trabajos una vez finalizado el rodaje de El cuerpo Coronado tiene pendiente el Thriller psicológico El Fill del Caid y el film Los últimos días del director Quim Gutiérrez.

Agotado el tiempo de la primera entrevista pasamos al segundo protagonista de la tarde. Hugo Silva aparece ante nosotros con una estética que, sin duda, le ayudará a esquivar a las muchas fans de su época en Los hombres de Paco. Con gafas, pelo abundante y algo enmarañado, una poblada barba que le hace parecer algo más mayor de lo que realmente (requisito necesario para el personaje, le ayuda a “meterse en su piel” nos aclara) nos da los apuntes para conocer mejor a su personaje.

Es un profesor universitario de ciencias viudo, que siempre busca el lado racional de las cosas el cual de pronto se ve atrapado en una situación que no parece del todo lógica, ya que un cadáver ha desaparecido de un modo que se podría definir… como anómalo, y él es uno de los principales sospechosos.

Al igual que a Coronado (con el que comparte trabajo por primera vez) el actor es preguntado por su pasado como “ídolo teen” ¿eso le condiciona de algún modo? No, responde, es estimulante poder romper con ello, lo que se consigue trabajando duro.

En un futuro próximo, Silva nos informa que volverá a televisión con la miniserie El corazón del océano. Se trata de una producción de época rodada en Colombia, país que adora. También tiene pendiente una comedia coproducida entre España y Argentina llamada Fuera de Juego. Respecto al medio en el que prefiere trabajar sostiene que prefiere los filmes o series limitadas pues las series de largo recorrido implican una relación con el personaje y el público diferente. No reniega, sin embargo de la televisión o de su personaje de Lucas pues fue muy importante para su carrera. A fin de cuentas, el actor, responde afirmativamente a la pregunta de si se nota la crisis en su gremio; “Sí, hay menos trabajo”.

Otra pregunta (una pizca mal intencionada, en opinión de quien esto suscribe) ¿Qué es lo que te seduce a la hora de hacer publicidad? “El dinero” responde con franqueza. Si bien ayuda que haya calidad en el trabajo realizado.

Sale a relucir el espinoso tema de la fama y la persecución por parte de un determinado tipo de prensa. El actor afirma que ahora sabe gestionarla, la acepta, ya que durante mucho tiempo simplemente “miraba hacia otro lado”. Hay días, no obstante, que es más difícil de llevar que otros.

Volviendo a El cuerpo, al actor le atrajo del proyecto el guión, que ve “muy americano”, los giros del argumento, el diálogo, los planos, su elegancia, ayuda mucho, además, que el guionista y el director sean la misma persona. A pesar de que le propusieron directamente para el papel tuvo que hacer una prueba con José Coronado que salió bien. Con Belén Rueda es la segunda vez que trabaja. De ella destaca su “verdad aplastante”.

Ya antes de despedirse para seguir con la ronda de entrevistas el actor comenta que le ha agradado la flamante ganadora de los Óscar de este año. The artist: le gusta por su elegancia, su vuelta a los orígenes, sus interpretaciones, en fin, “una joya”.

¡Y llega ella! Belén Rueda ilumina la sala con su sonrisa deslizándose sobre unos tacones inacabables y vistiendo, muy elegante, un vestido de un lila brillante que deja bastante poco a la imaginación. Belén nos habla de su personaje, Maika, que es la pareja de Alex (el personaje interpretado por H. Silva ) Se trata de una mujer poderosa, dominante, acostumbrada a mandar ya que heredó de su difunto padre el control de la empresa familiar. Esta particularidad de su carácter le hace tener un humor increíble, negro, que le hace decir “frases bestias”. También afecta a su relación de pareja pues aplica en ella esos mismos criterios. La relación se resiente por otros factores como la diferencia de edad entre Maika y Alex o los diferentes mundos donde ambos se mueven. Los personajes de la película, continúa explicando, está definidos por verdades “a medias”.

Preguntada, al igual que sus compañeros, sobre la experiencia de trabajar con directores noveles, la actriz afirma rotunda que actualmente existe una cantera increíble de directores jóvenes. De Oriol Paulo, con el que ya coincidió en Los ojos de Julia destaca su amor por su trabajo, la pasión por el cine, el conocimiento del medio, la abundancia de datos que facilitan mucho los ensayos… eso hace de la película un proyecto vivo, que cambia y evoluciona. Belén destaca sobre todo la fuerza del guión: “de un buen guión puede salir una mala película, pero nunca saldrá una buena película de un mal guión”.

La actriz, ante la pregunta de si está sorprendida por el gran éxito que está teniendo afirma con modestia que no es suyo, proviene de un trabajo en conjunto con otros muchos profesionales.

A continuación enumera con humor aspectos diversos de su vida en estos momentos. Se ve obligada a viajar constantemente entre Madrid y Cataluña. Está previsto que el rodaje en el Parc audiovisual concluya el 19 o 20 de marzo, momento en que se desplazarán a otras localizaciones.

Respecto a la obligada cuestión de si le preocupa verse encasillada en el Thriller responde que no es así ya que anteriormente se la había asociado sólo a la comedia, que considera un género muy difícil; “hay pocas comedias como Primos” afirma, no basta con el tópico que te hace reír, debe “tocarte” como espectador. Puede que de nuevo trabaje en comedias en el futuro, por el momento se dice a sí misma “tengo trabajo ¡qué bien!” pues no es raro que hoy en día los proyectos se caigan por falta de presupuesto.

Preguntada por esos otros proyectos en el futuro Belén Rueda explica que actualmente trabaja en una serie llamada Luna, el misterio de Calenda, perteneciente al género de misterio. Originalmente no era espectadora de este tipo de cine pero ahora se ha aficionado al mismo, si bien admite prefiere que esos misterios tengan siempre una explicación. El género en si mismo es un hilo que permite contar otras historias. Hay que romper la barrera del género.

Queda tiempo para una última pregunta ¿por qué las rubias sufren tanto en el cine? Belén lo piensa un segundo “bueno, yo voy teñida, pero supongo que es porque las rubias aparentan ser débiles aunque luego pueden mostrar su fuerza”.

Nos queda pendiente hablar con el director de la película, pero vamos algo fuera de horario, por lo que nos invitan a visitar una vez más el set de rodaje, esta vez ya iluminado, para que se puedan realizar las sesiones fotográficas. Una vez hecho esto se nos promete que Oriol Paulo podrá dedicarnos unos minutos.

Así pues, descendemos una vez más a la planta inferior del plató donde nos encontramos varios decorados que simulan ser las oficinas anticuadas y grises de una morgue, con su correspondiente sala de auptosias. La atmósfera resulta tenebrosa.

Os añadimos aquí algunas fotos que tomamos en el lugar:









Y un video de la sesión de fotos grabado por nuestros compañeros del programa imfilMtrats de Montcada Ràdio:




Los tres actores posan en el decorado ya sea individualmente o en grupo acompañados también por su director. Pasados unos minutos lo prometido es deuda y regresamos a la sala de prensa donde podemos conversar finalmente con Oriol Paulo.

El director confiesa que escribió el papel femenino de la obra pensando expresamente en Belén Rueda. El resto del reparto también es el que quería. Le llevó un año concluir el guión. A nivel de contenidos no saca la inspiración de nada en particular pero sí que tiene muchos referentes a nivel estético como puede ser Seven o el remake americano de Déjame entrar .Busca rodar unas “noches más cálidas, no tan azules”. El cuerpo se diferencia de Los ojos de Julia en que aquel es un Thriller psicológico que se base en la relación entre los personajes mientras que Los ojos se podría enmarcar dentro del género giallo.

Hay otra protagonista que no ha podido estar hoy en el rodaje a la que el director no quiere dejar de mencionar, se trata de Laura Garrido, una actriz con mucha experiencia en televisión que interpreta a una estudiante de medicina.

explica que la mayor diferencia que encuentra entre su labor como guionista y director es que en el primer oficio trabaja solo en casa mientras que en su otra faceta tiene que interactuar con un gran equipo. También tiene la ventaja de que rueda su propio material y lo puede manipular a su antojo.

Preguntado por su labor de dirigir actores afirma que lo lleva muy bien ya que son muy buena gente, si bien cuando tenía que conocer a Coronado confiesa que estaba “acojonado”.

Aparte del Parc audiovisual las otras localizaciones del rodaje están en Sant Adrià, Poble Nou, Cornellà y Zona Franca, donde se ubica la parte “exterior” de lo que sería el plató.

Un periodista pregunta si le han puesto algún impedimento a la hora de rodar en 35 mm. ¿Es ello imprescindible para lograr el look de una película de suspense? La respuesta a ambas preguntas es no. Simplemente le gusta que sea así.

También afirma que no hace la película pensando en presentarla en el festival de Sitges, de hecho, no quiere saber si podría tenerla concluida a tiempo para el certamen.

Paulo explica que durante muchos años fue guionista en la serie El cor de la ciutat y en El Cuerpo contará con la colaboración de varios actores que conoce de aquel entonces como Oriol Vila, Patricia Bargalló o Miquel Gelabert ya que era algo que le hacía particular ilusión.

Respecto a su forma de trabajar el guión nos indica que suele trabajar haciendo tándem con Lara, su pareja sentimental, que le aporta una visión femenina al trabajo.

La historia la tenía en la cabeza mucho antes de Los ojos de Julia, y cuando la presentó gustó a los productores. A pesar de ellos sabe que “se la juega” pero se siente muy protegido por el equipo y los actores.

Finalizado el tiempo nos despedimos del joven director y damos por finalizada la tanda de entrevistas. Sólo queda decir que desde Cinema des del galliner estaremos muy atentos a todas las novedades que vaya dando de sí la película de El cuerpo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada